La tecnología y las personas: una relación compleja

“Todos los cambios tecnológicos van de la mano de cambios socioculturales; no son la mera consecuencia de la disponibilidad de una nueva tecnología”. Así lo indicó Christophe Albaladejo durante el segundo y último día del congreso CREATech que se llevó cabo en la ciudad de Córdoba.

Albaladejo, profesor de la Universidad Nacional de La Plata y co-coordinador de la red de investigación internacional AGRITERRIS, agregó que “ninguna tecnología que haya aparecido en la actividad agropecuaria arrasó completamente con los modelos anteriores. A veces conviven, incluso dentro de la misma empresa”.

A continuación, hizo un análisis sociológico de la evolución del productor agropecuario en la Argentina y su inserción en la sociedad, comenzando por los años 50, en los cuales se dio un intenso proceso de modernización mediante la creación de un conjunto de instituciones propias del agro que le dieron una relativa autonomía e identidad propia en la economía nacional. En este período se crearon organismos de investigación y extensión como el INTA. También surgió Aacrea, destacó, y comenzaron a funcionar varias facultades de agronomía y veterinaria

“Se pasó a hablar de productor agropecuario para designar al actor central del proceso de modernización. Para los actores más marginados del proceso se usaban expresiones como minifundista, pequeño productor, campesino, chacarero y demás”, señaló.

Pero desde hace una década, eso está cambiando: “En la Argentina surgió con mayor fuerza el término agricultor familiar”, dijo. También la administración pública especializada adoptó un lenguaje propio, tomando los conceptos denueva ruralidadagroecología y desarrollo territorial, entre otros, que no son todos nuevos, pero cuyo uso en el aparato burocrático estatal constituye una novedad.

“Con la irrupción del concepto de agricultor familiar surgieron nuevos discursos del mundo agropecuario que proponen una visión de la relación de la agricultura con la sociedad, los recursos, los saberes y el territorio”, comentó Albaladejo.

En la actualidad, añadió, las innovaciones institucionales están potenciadas por una tendencia en América Latina a la reconstrucción del Estado Nacional y de sus capacidades de intervención en el desarrollo, después de la disminución drástica de su rol durante los años 90. En este proceso, la vinculación creciente y hasta orgánica entre el Estado y la sociedad civil, llegando a que los movimientos sociales participen en forma directa en el Estado, ha constituido una estrategia fundamental. “Así, la agricultura familiar debe entenderse también como una transformación del estado nacional que se dio en Latinoamérica”, concluyó.

ingenieros agrónomos”, comentó.

Contacto

CREA:
Sarmiento 1236 – Buenos Aires – Argentina
+54 (011) 4382-2076
createch@crea.org.ar

Seguinos