“Para poder cambiar tenemos que reconocer nuestra adicción”

“La Humanidad puede pifiarla con el cambio climático, pero es importante que no dejemos de intentar solucionar el problema porque, si no hacemos algo, la vida en el Planeta va a estar en peligro”.

Así lo indicó Marisol Osman (30), becaria posdoctoral en el Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (Conicet-UBA), durante el Encuentro Joven CREA 2017 que se está desarrollando en la ciudad de Córdoba.

“Mis dos padres son abogados y una de las cosas que tenía claras era que no quería seguir abogacía ni ninguna otra carrera tradicional”, indicó la investigadora. Antes de terminar del colegio secundario, comenzó a realizar una búsqueda de carreras posibles y finalmente se decidió por Ciencias de la Atmósfera. “Es la carrera que intenta explicar qué sucede con el clima. Cuando se lo dije a mis padres, me enviaron al psicólogo. Pero también me acompañaron para entrevistar a estudiantes y egresados de la carrera con el propósito de que no elija algo que luego fuese a abandonar; ese proceso me ayudó a entender que esa era la carrera que yo quería hacer”, explicó.

Marisol dijo que, si bien el cambio climático es una parte constitutiva de la historia de la Tierra, la novedad ahora es la velocidad del cambio. “La Tierra estuvo en algún momento cubierta de hielo y luego ese hielo se derritió, pero ese proceso quizás se extendía por miles o millones de años, de manera tal que la vida tenía tiempo de adaptarse a los cambios”, señaló. “ Ahora el problema es la velocidad de los cambios; incluso a nuestra especie muchas veces le resulta difícil adaptarse”, añadió.

Marisol recordó que el principal responsable del fenómeno del cambio climático es la emisión de gases de efecto de invernadero proveniente de actividades humanas. “Tenemos muchas preguntas aún sobre cuestiones climáticas, tales como si los huracanes recientes son o no producto del cambio climático. Pero no tenemos dudas de que el fenómeno es provocado por el hombre”, consideró.

“El hombre se volvió adicto al dióxido de carbono (principal gas de efecto invernadero) y tiene que terminar con esa adicción porque de lo contrario el problema no tiene solución”, afirmó. “Estamos a tiempo de poder seguir con la vida tal como la conocemos. Pero para que eso suceda tenemos que reconocer nuestra adicción y buscar una solución a ese problema, algo que para nosotros, como humanos, es complicado”, agregó.

Marisol dijo que recién en 2015, en el marco del Acuerdo de París, todas las naciones del mundo reconocieron que el cambio climático es producto de la actividad humana y, en ese contexto, se comprometieron a realizar acciones tendientes a mitigarlo. “Es un comienzo, pero no es todo lo necesario que se debe hacer para combatirlo. Uno de las naciones más adictas (a los gases de efecto invernadero), EE.UU., tiene ahora un presidente que dice que el cambio climático es mentira y que no piensa hacer nada al respecto”, alertó.

La investigadora dijo que las acciones individuales que cada uno de nosotros podamos hacer para mitigar el proceso no son suficientes para generar un cambio sustancial. “El 70% del cambio debe provenir de cambios institucionales y nuestro deber como ciudadanos es reclamar esos cambios, especialmente ustedes, los jóvenes”, concluyó.

Contacto

CREA:
Sarmiento 1236 – Buenos Aires – Argentina
+54 (011) 4382-2076
createch@crea.org.ar

Seguinos